jueves, 19 de octubre de 2017

Del balcón a la alcantarilla…

(Extracto de Otra historia de CataluñaMarcel Capdeferro, Editorial Acervo, 1985.)

Los manifestantes entonaban «Els Segadors» y «La Internacional».


Hacia las 7 de la tarde la Radio comunicó que «El Presidente hablaría a las 8 desde el balcón del Palacio de la Generalitat, para orientar a la opinión». La Radio iba repitiendo el anuncio cada cinco minutos más o menos. Exactamente a las 8 y 10 minutos, apareció en el balcón el Presidente Companys, quien leyó la siguiente proclama:
«Catalanes: Las fuerzas monarquizantes y fascistas que de un tiempo a esta parte pretendían traicionar a la República han conseguido su objetivo y han asaltado el Poder. Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra y los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña, constituyen hoy el soporte de las actuales instituciones (...) 
»Todas las fuerzas auténticas republicanas de España y los sectores socialistas avanzados, sin distinción ni excepción, se han alzado en armas contra la audaz tentativa fascista. La Cataluña liberal, democrática, republicana, no puede estar ausente de la protesta que triunfa por todo el país (...)
»Cataluña enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia debida al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas (...)

»En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presidido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán en la República Federal Española y establece y fortifica la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña el Gobierno provisional de la República (...)
»Nos sentimos fuertes e invencibles. Mantendremos a raya a quien sea (...)»

Una hora más tarde salía de Capitanía una Compañía de Infantería para declarar el Estado de Guerra.
Concejales, Consejeros, algunos diputados y Companys, fueron conducidos a Capitanía General.
El General Batet refiere: «Al llegar a mi despacho el Presidente de la Generalidad, le extendí la mano… y le dije con tono sereno y de dolor: ¿Qué habéis hecho, Companys? ¿No sabéis que por la violencia jamás se logran los ideales, aunque fueran justos, y sí sólo por la legalidad y la razón…?» El señor Companys contestó: «General, no hemos venido aquí para recibir consejos».


De Lerroux a Rajoy

(El General Batet y el Presidente del Gobierno Lerroux.)


(Companys y otros responsables del Golpe de Estado en Cataluña contra la II República Española.)

_________________________________________________________________

Reproducción íntegra del artículo de
 José García Domínguez, "El 155 de la República", en Libertad Digital (18-10-2017)


Ley de 2 de enero de 1935:
Art. 1º: Quedan en suspenso las facultades concedidas por el Estatuto de Cataluña al Parlamento de la Generalidad hasta que las Cortes, a propuesta del Gobierno y después de levantar la suspensión de garantías constitucionales, acuerde el restablecimiento gradual del régimen autonómico.
Art. 2º: En el periodo transitorio asumirá todas las funciones que correspondan al Presidente de la Generalidad y a su Consejo Ejecutivo un Gobernador general que nombrará el Gobierno.
Art. 3º: El Gobierno nombrará una comisión en el plazo máximo de tres meses que estudie los servicios traspasados y proponga los que durante este régimen provisional deban subsistir, los que deban rectificarse y los que deban revertir al Estado. En todo caso las normas referentes a los servicios de Orden Público, Justicia y Enseñanza serán objeto de una ley.
Con esa norma lacónica de apenas tres artículos, y a instancias del presidente del Gobierno de España, don Alejandro Lerroux García, acabaron las Cortes de la Segunda República con la sublevación de la Generalidad de Cataluña contra el orden legal y legítimo de la Nación fijado en la Carta Magna. Pero ese solo fue el nivel parlamentario de la respuesta múltiple de los Poderes del Estado a la asonada golpista de Esquerra Republicana de Catalunya y el resto de las fuerzas separatistas que secundaron la acción subversiva del antiguo ministro de Marina Lluís Companys i Jover. Una medida, por cierto, apoyada desde el primer instante por la Lliga, el partido de los fabricantes catalanes. Pues entonces (como ahora) aquel fue un conflicto de catalanes contra catalanes, no de catalanes contra españoles, tal como la propaganda de la época (igual que la actual) trató de hacer creer. Por lo demás, con anterioridad a la promulgación de esa ley, en concreto el 7 de octubre de 1934, esto es, al día siguiente de haber sido sofocada la revuelta por los 300 soldados de reemplazo al mando del general Batet, el coronel del cuerpo de intendencia don Francisco Jiménez Arenas procedió a reunir en su persona todas las funciones propias del presidente de la Generalidad. Aquella misma mañana ocupó su nuevo despacho en la Plaza de San Jaime para acto seguido, e invocando lo establecido en el artículo 2 del Estatuto, restablecer el uso oficial del castellano en todas las actuaciones administrativas de la institución bajo su mando.
Al tiempo, el Gobierno de la República inició un proceso urgente de depuración de responsabilidades entre las autoridades municipales de Cataluña que se habían prestado a colaborar con la conjura de la Generalidad. Fueron suspendidos de sus funciones de inmediato todos los alcaldes de los municipios de más de 10.000 habitantes, que pasaron de estar en manos de la Esquerra a ser administrados por la Lliga y los radicales. En cuanto a las detenciones de alborotadores callejeros y demás sediciosos de orden subalterno, si bien los historiadores carecen de documentación rigurosa sobre el particular, las estimaciones más fiables sitúan la cifra entre 7.000 y 8.000 individuos, lo que, dada las carencias de espacio en los centros de reclusión locales, obligó al Ejecutivo a fletar varios barcos para que hiciesen funciones de prisión flotante. Los miembros cautivos del Gobierno de la Generalidad fueron sometidos a juicio por el Tribunal de Garantías, el predecesor kelseniano del actual Tribunal Constitucional. Así, en sentencia de 6 de junio de 1935, los magistrados se inclinaron por calificar los hechos como un delito de rebelión.

En consecuencia, el presidente de la Generalidad y aquellos de sus consejeros que no habían logrado huir por las alcantarillas de la Plaza de San Jaime, como fue el caso célebre de Dencàs, fueron sentenciados a la pena de treinta años de reclusión mayor, con las accesorias de inhabilitación absoluta y del pago de las costas procesales. cuanto a los uniformados que, perteneciendo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, habían concedido colaborar en la intentona, tanto de forma activa como pasiva, las condenas, como no podría haber sido de otro modo, revistieron mayor dureza. el consiguiente consejo de guerra, el comandante Pérez Farrás y el capitán de artillería Francisco Escofet, ambos conjurados del lado de la Generalidad durante las horas que duró la revuelta, fueron condenados a muerte. El resto del personal castrense involucrado en los hechos lo sería a reclusión perpetua "con las accesorias para todos de pérdida de empleo, produciendo la salida definitiva del Ejército con la privación de grados, sueldos, pensiones, honores y derechos militares que corresponden a los penados, así como la posibilidad de obtenerlos en lo sucesivo". El comandante Jaime Bosch Grassi, que en primera instancia había huido por las cloacas en compañía de Dencàs, pero que días después se entregó, también cargó con una condena a cadena perpetua. Lerroux no era Rajoy.

domingo, 8 de octubre de 2017

Nada y Nunca. La política de Rajoy

Rajoy balbucea en EFE, a propósito de la Historia Interminable del actual Nazional-catalanismo, que hará "lo que crea que deba de hacer, lo que crea que sea mejor para España y en el momento que me parezca más oportuno".


Lo que deba de hacer. No es un error. Es más una posibilidad que un imperativo. Consiste en una fluctuación del ánimo ocasionada por la confluencia de la indecisión, la improvisación, el el vil oportunismo, la congénita flojera de Partido -mil veces comprobada- y la consiguiente felonía que le permita ir sobreviviendo a los avatares del momento.

En el momento que me parezca más oportuno. Neta chulería de cara al Rey, a Aznar y a la Sociedad civil no politizada hasta el tuétano. También a Ciudadanos, UPyD y Vox.

Conociéndole, sólo cabe aventurar la siguiente traducción:

1º) ¿Qué significa, en su voluntad política, "lo que deba de hacer"?
- Exactamente, hacer NADA.
2º) ¿A qué se refiere el consumado Maestro de los Tiempos cuando delega la hipotética acción/inacción política al "momento que me parezca más oportuno"?
- Sin duda, a NO hacerlo NUNCA.

Lo que tenga que hacer y cuando lo tenga que hacer. NADA y NUNCA. O sea, poco y tarde. Mal y a destiempo. Con efectos siempre imprevisibles e indeseados.

Rajoy, en fin, equidistante entre sí mismo y los enemigos de la Nación.


jueves, 5 de octubre de 2017

No violencia policial, 1

La tesis veraz: El parte de guerra es parte de la guerra.
El hecho real: Mundo al revés. Los pájaros disparando a los cazadores.

I

Agit-prop. Nada nuevo bajo el sol. Mejor aún. Propaganda, primero; agitación, después.
Solo los tontos y los canallas simulan no conocer la estrategia y la táctica del nacionalismo y la revolución. La mentira y la violencia son sus medios.

En la versión de los medios de manipulación de masas nazional-catalanistas y afines, la única que los lelos y los tramposos tienen en consideración, los heridos por el "monopolio legítimo de la violencia" oscilan entre 800 e infinitos, con tocamientos sexuales incluidos. A un lado, los perros polícías y la asesina Guardia Civil; al otro, los niños y los viejos de la Intifada Secesionista, seguidos del buen pueblo catalán.

El Arte de la Trola. Fakes. Fotomontajes. Ilusiones opticas de la voluntad victimista. Parece, sin embargo, que el "parte de guerra" hospitalario sólo refleja un infarto, un pelotazo en un ojo y una capsulitis en un dedo. ¿Más de 2 millones de personas en las calles y sólo hay un herido en el bando agredido? Hubo tapones policiales, sin duda. Y, en consecuencia, apretujones, algún esguince, asfixias, lipotimias, insolaciones, raspones.

Como todos sabemos, hace 40 años que la policía española no saca la porra. Si la airea un poco, lo hace para espantar las moscas, o para avisar al incauto que se aproxima demasiado, o para quedar bien en las fotos. Salvo excepción y, siempre, en defensa propia (como en el desgraciado caso del pelotazo de goma), acierta a efectuar su ingrato y rudo trabajo de manera incruenta y con total profesionalidad. Por lo demás, son la amabilidad de uniforme. El día del Tupperreferendum, yo sólo vi a los pacientes agentes taponar, retroceder, trasladar a los sentados y tumbados, atender a los que sufrían algún daño. Lo que la policía llevó el otro día a las calles de Cataluña no fueron palos, sino más bien -como todos vimos- caramelos para los niños, bombones para las mujeres, puros habanos para los caballeros y natillas de vainilla con galleta para los manifestantes de la tercera edad. Y jugar a la "sillita de la reina" con los más contumaces. En contra de la opinión mayoritaria, y teniendo en cuenta las insalvables dificultades de la empresa, seguramente haya sido ésta la intervención policial más "humana" de todas las que se tenga noticia hasta el presente.

II

Lo que sí hubo, por el lado de las supuestas víctimas, sabedoras hasta la saciedad de la paciencia infinita y buen carácter de la Policía Nacional y la Guardia Civil, y de la segura impunidad con la que contarán sus fechorías, son los plantes descarados a cara de perro, los insultos a la madre y a los ancestros, los escupitajos al casco, a las botas y al resto del uniforme, las pedradas, el lanzamiento de objetos, los empujones y los puñetazos por la espalda, etc. Más de 400 heridos o contusionados. Éstos sí de verdad.




domingo, 1 de octubre de 2017

Cuatro huérfanos en Cataluña

Sin ley y sin fuerza.
Sólo la santa voluntad. El caprichito. El burdo deseo personal. La democracia ilusa.
Alicia o el Zapaterismo... (Gustavo Bueno, DENAES)

2 de mayo de 1808 / Dia D del referendum del caganer.
Del gran Napoleón a los tibios cansinos de la Generalidad de Cataluña.
Godoy-Rajoy.
¿Dónde está el peligro?
Ni Daoíz ni Velarde.
Basta con ejecutar la ley y aplicar las sanciones previstas.
Todas las leyes y todas las sanciones.

Sin embargo, el desánimo y la desazón seguirán reinando...
Véanse los rostros y las declaraciones de los numantinos de Barcelona (30 de septiembre).
Lo mismo que en Madrid.
¿Dónde está la Sociedad Civil? Cuatro gatos y, el resto, ganado para el matadero.





Va a ser difícil de combatir el independentismo...
Debería haber más movilización...
La gente tiene miedo...
Llevan 30 años ganando...
Tienen los medios...

He estado tentado de irme de Barcelona...
Que nos aguanten. Aquí hasta el final...
La dictadura está en los colegios, en los trabajos...
La sociedad está partida...
Veo un monstruo...
Hay mucha gente que se ha dejado convencer por este monstruo...
Yo tengo miedo de lo que les van a dar el día después: mis derechos y mis libertades...

Nuestra madre nos ha abandonado...
La familia está rota, el país está roto...
Aquí estamos cuatro, desamparados...
Estamos hoy aquí cuatro huérfanos...
Para defender lo que tenía que estar defendiendo el Gobierno...
Esto, de facto, ya es una independencia...

viernes, 22 de septiembre de 2017

Nazionalismo catalán, 2 (Niños y jóvenes)

A los papás y a las mamás de las pobres criaturas. Por no proteger la vida y la inocencia de sus retoños.

También, cómo no, a los maestros y a las maestras, a los profesores y a las profesoras, a los educadores y a las educadoras (nazional-catalanistas todos ellos y todas ellas, por supuesto) de tan tiernas víctimas. Por llevar más de 40 años recalentando, envenenando y pudriendo la conciencia de los alumnos españoles que tienen la desdicha de residir en Cataluña.

A las autoridades de la Nación española. Por permitirlo, primero, y fomentarlo, después.



https://www.youtube.com/watch?v=CIXBQ1NddiE
(especialmente repugnante)


























































https://www.youtube.com/watch?v=CIXBQ1NddiE
(especialmente repugnante)